Norberto Nate Noris

Maikel López Aballe

Laura del Carmen Sanz Hidalgo

Perspectiva antropológica de la formación laboral de las personas con discapacidad visual

Anthropological perspective on job training for the visually impaired

Perspectiva antropológica sobre treinamento vocacional para pessoas com deficiência visual 

1  Norberto Nate Noris* 

2  Maikel López Aballe

3 Laura del Carmen Sanz Hidalgo  

1 ANCI Provincial de Holguín. Cuba. ORCID: https://orcid.org/0000-0003-3477-6192.

2 Universidad de Ciencias Médicas de Holguín. Cuba. ORCID: https://orcid.org/0000-0003-2110-7010.

3 Universidad de Holguín. Cuba. ORCID: https://orcid.org/0000-0001-7848-9916.  

*Autor para la correspondencia: natenorberto3@gmail.com.

Resumen

La preparación para el desempeño laboral tiene un rol significativo en la vida de las personas, en el caso de la presencia de alguna discapacidad debe responder a sus necesidades y expectativas. Esto connota la importancia de aplicar una perspectiva antropológica a su formación laboral, que incluye no solo los conocimientos, habilidades y valores, sino lo cultural, de modo que adquiera un carácter peculiar. La realización de un diagnóstico en la provincia de Holguín entre septiembre 2021 y marzo 2022, que consistió en la revisión de los documentos normativos, leyes y resoluciones relacionadas con la atención a las personas con discapacidad visual, así como la aplicación de encuestas y entrevistas evidenciaron la necesidad de perfeccionar este proceso. Es por ello que la presente investigación tiene como objetivo argumentar la necesidad de la formación laboral desde una perspectiva antropológica, para lograr no solo un desempeño laboral exitoso sino su realización personal.

Palabras clave: discapacidad visual; formación laboral; perspectiva antropológica

Abstract

The preparation for work performance has a significant role in people's lives, and in the case of the presence of a disability, it must respond to their needs and expectations. This connotes the importance of applying an anthropological perspective to their work training, which includes not only knowledge, skills and values, but also cultural aspects, so that it acquires a peculiar character. The realization of a diagnosis in the province of Holguin between September 2021 and March 2022, which consisted of the review of normative documents, laws and resolutions related to the attention to people with visual impairment, as well as the application of surveys and interviews evidenced the need to improve this process. That is why this research aims to argue the need for job training from an anthropological perspective, to achieve not only a successful job performance but also personal fulfillment.

Keywords: visual disabilities; labor training; Anthropological perspective

Resumo

A preparação para o trabalho tem um papel significativo na vida das pessoas e, no caso da presença de uma deficiência, deve atender às suas necessidades e expectativas. Isso denota a importância de aplicar uma perspectiva antropológica à sua formação profissional, que inclui não apenas conhecimentos, habilidades e valores, mas também a cultura, para que adquira um caráter único. Foi realizado um diagnóstico na província de Holguín entre setembro de 2021 e março de 2022, que consistiu em uma revisão de documentos normativos, leis e resoluções relacionadas ao atendimento de pessoas com deficiência visual, bem como na aplicação de pesquisas e entrevistas, que mostraram a necessidade de melhorar esse processo. É por isso que esta pesquisa tem como objetivo argumentar a necessidade de treinamento profissional a partir de uma perspectiva antropológica, a fim de alcançar não apenas um desempenho profissional bem-sucedido, mas também a realização pessoal.

 Palavras-chave: deficiência visual, formação profissional, perspectiva antropológica

Introducción

El desarrollo de investigaciones en Cuba relacionadas con el desempeño laboral de las personas con discapacidad visual, permite conocer que en el decursar de la historia, los oficios que no conllevan esfuerzos físicos, sensoriales o intelectuales excesivos fueron los que dieron respuestas a las necesidades de empleo de estas personas, ellos fueron durante años los vendedores ambulantes,  creadores de artículos artesanales y en algunos casos donde se lograron  destrezas particulares, como afinadores de instrumentos musicales, masajistas,  músicos y ceramistas, entre otros.  Desde el punto de vista profesional, los que pudieron alcanzar un desarrollo intelectual logran desempeñarse como escritores, locutores, licenciados en derecho, psicología, periodistas, pero para lograr estas destrezas necesitan insertarse al sistema nacional de enseñanza.

Las personas con discapacidad visual una vez terminada la Secundaria Básica deben continuar estudios en el preuniversitario, en centros politécnicos o en escuelas de oficio. En consonancia con el Tercer perfeccionamiento del Sistema Educacional el Ministerio de Educación en Cuba concibe como finalidad la preparación integral de los estudiantes para que expresen en su actuación cotidiana su forma de sentir y pensar en los contextos con los cuales interactúan como parte de su vida, aplicable esta proyección a las personas con discapacidad.

En consonancia con el actual perfeccionamiento del Sistema Educacional se aprecia en los objetivos de los diferentes niveles educativos de recomendaciones y normativas para la atención a las personas con discapacidad, existen precisiones dirigidas directamente a la instrucción, no se considera con suficiencia las particularidades socioculturales de las personas con discapacidad visual, esto influye en el trabajo de formación laboral.

La situación antes descrita permite plantear que aun cuando está definida la necesidad de preparar para el futuro de las personas con discapacidad visual, en la práctica pedagógica se manifiestan insuficiencias en el proceso de formación laboral, a partir de la integración de los contextos formativos y el mundo laboral desde una concepción más amplia de la relación que se establece entre la educación y las particularidades socioculturales de las personas con discapacidad visual en función de la preparación del hombre para el futuro.

Esto encuentra su explicación en el hecho de que en la teoría que utiliza el Ministerio de Educación (Cerezal, 2011) se aprecian algunas aportaciones que indagan en temas relacionados con lo humano, la sociedad y la cultura en un plano general, sin especificar en ámbitos tan complejos como la especificidades de la formación laboral de las personas con discapacidad visual o cómo realizar esta formación en el actual contexto social.

Las insuficiencias que se aprecian en la concepción del proceso formativo y que limitan la formación laboral de las personas con discapacidad visual, hacen viable el desarrollo de investigaciones que utilicen con mayor efectividad las concepciones aportadas por la antropología, de forma específica la consideración de las particularidades socioculturales de las personas con discapacidad visual en función de la formación de ellos para el futuro.

La consulta a las investigaciones más recientes desarrolladas en el territorio holguinero relacionadas con la formación laboral, entre las que sobresalen (Domínguez y Domínguez, 2016, Leyva et al., 2016; López, Infante y Leyva, 2017; López, 2016), se aprecian importantes contribuciones teóricos y prácticas que permiten su introducción en el contexto holguinero, pero resultan muy generales y no ofrecen alternativas para su empleo en el trabajo con las personas con discapacidad visual, situación este que precisa de la indagación científica para realizar una contextualización efectiva para la formación de las personas con esta discapacidad.

En esta dirección es de destacar las contribuciones de López et al. (2018), el cual propone los fundamentos antropológicos de la formación laboral en la enseñanza pre-universitaria , el principio del carácter antropológico de la formación laboral, así como exigencias didácticas para el trabajo con los estudiantes, pero estas aportaciones quedan en un plano muy general y no se aportan elementos suficientes sobre categorías tales como identidad cultural, diversidad cultural, cultura de la discapacidad y otros elementos que son esenciales, aspecto este que limita la contextualización de estas aportaciones a la formación de las personas con discapacidad visual.

En relación a la perspectiva antropológica de la discapacidad visual sobresale Jiménez (2012) que aborda la construcción identitaria de la discapacidad visual, introduce el término entorno discapacitante, desde la visión de la antropología social, aborda los diferentes modelos que investigan la discapacidad y profundiza en el modelo cultural, enfoque que necesita el trabajo con las personas con discapacidad visual, más si se pretende formarlos laboralmente.

En las contribuciones de este investigador no aparecen suficientes elementos teóricos que puedan ser contextualizados a Cuba, ni se abordan temas que puedan tomarse como referente para la formación laboral de las personas con discapacidad, pues sus trabajos están dirigidos solo a las etapas de la niñez y la adultez. El abordaje antropológico se refiere a los aspectos físicos de los procesos relacionados con la educación y los datos que ofrecen son insuficientes para ser utilizados en función de la preparación para la vida de formación de las personas con discapacidad visual.

Desde esta perspectiva, es posible afirmar que a pesar de los avances en los estudios sobre el proceso formativo, la formación laboral y de los aportes en materia antropológica, aún no se explota con suficiencia la perspectiva antropológica, para concretar la relación entre la educación y la cultura en la formación laboral de las personas con discapacidad visual para el desarrollo de cualidades laborales que le permitan la creación de productos de necesidad y utilidad social a lo largo de su vida laboral. No se ofrecen elementos teóricos suficientes para potenciar la continuidad de estudios de las personas con discapacidad visual. Es por ello que resulta pertinente la argumentación teórica desde la perspectiva antropológica de la formación laboral de las personas con discapacidad visual.

Materiales y métodos

Este trabajo es el resultado de la sistematización teórica de los investigadores de la Universidad de  Holguín y de miembros y directivos de la ANCI en esta provincia, para su concreción bajo un enfoque dialéctico-materialista, se hace uso de métodos teóricos y empíricos que permitieron la realización de un diagnóstico entre septiembre 2021 y marzo 2022, que consistió en la revisión de los documentos normativos, leyes y resoluciones relacionadas con las personas con la atención discapacidad visual.

Entre los métodos de carácter teórico se utiliza el análisis-síntesis para realizar las críticas pertinentes a la literatura especializada relacionada con la temática investigada. Se utiliza, además, la inducción-deducción para llegar a conclusiones precisas acerca de cómo mejorar la formación laboral de las personas con discapacidad visual desde una perspectiva antropológica, permite acotar los criterios expuestos por la comunidad científica sobre la temática que se aborda.

Los métodos de carácter empírico se enmarcan en la observación de la vida cotidiana de las personas con discapacidad visual, con énfasis en las relaciones que establece en la sociedad. Se aplicaron encuestas y entrevistas a ciegos, docentes de los diferentes niveles educativos y directivos de la ANCI en el territorio holguinero, de este modo se evidencia la necesidad de perfeccionar su formación laboral, los resultados obtenidos son procesados mediante el método estadístico, en este sentido se utiliza el método Delphi.

Las valoraciones realizadas desde el orden teórico-metodológico relacionadas con las potencialidades de la perspectiva antropológica de la formación laboral, constituyen referentes de relevancia durante el transcurso de la presente investigación, lo cual lleva a la indagación científica para lograr mejores resultados en la formación laboral de estas personas, para lograr no solo un desempeño laboral exitoso sino su realización personal.


Resultados y discusión

Los autores López, Infante y Leyva (2017) plantean que la perspectiva antropológica, es la forma de enfocar un fenómeno, hecho o suceso, esta permite garantizar un equilibrio entre los distintos contextos que determinan la formación de los sujetos en función de lo laboral, redimensionando el papel individual en este proceso. Se trata de situar al hombre en el centro como principal beneficiario y protagonista de la actividad formativa, que pueda mirar a su futuro acorde a los momentos actuales y enfocados siempre en sus potencialidades y los recursos de su personalidad.

De esta manera, en la relación estudio trabajo es trascendental tener en cuenta la cultura de la discapacidad, vista desde su perspectiva más amplia. Como parte de esta cultura se encuentra la significación de lo humano y del trabajo en la proyección social en contextos discapacitantes.

La cultura, según las consideraciones de López, Infante y Leyva (2017), es resultado de la actividad humana que se expresa en forma de valores culturales y significados sociales. Es además, el resultado de condiciones y relaciones sociales concretas que producen una acumulación de información y conocimientos que pasan a formar parte intrínseca del sujeto a través del intercambio con el medio social, y que una vez asimilados orientan su conducta en la sociedad ante disímiles situaciones de la vida cotidiana y que una vez asimilados orientan su conducta en la sociedad ante disímiles situaciones de la vida cotidiana, lo cual se aplica a las personas con discapacidad visual, la cual es percibida mediante la vía auditiva y por la relación con objetos de la realidad objetiva.

La socialización con los demás es esencial para las personas con discapacidad visual, pues mediante la interacción social, ellos logran formar una visión del mundo, en la cual se incluye la cultura, la cual está presente en toda la actividad humana. Desde esta perspectiva el contexto tiene una notable incidencia, pues las redes de significación que genera la acción social colectiva, los consensos orgánicos, los imaginarios colectivos y los universos simbólicos son asimilados por la influencia e interacción con amigos y familiares, si se considera que a veces ellos perciben la realidad por los órganos sensoriales sin que medie la visión, en ocasiones van a necesitar de la colaboración de otros, esto puede ocasionar que sin una adecuada asesoría puede modificarse la imagen del mundo, de este modo es esencial la dirección de maestros y familiares.

El proceso de formación laboral desde el prisma de lo cultural, lleva a considerar los contenidos de la cultura expresados en forma de normas, costumbres, símbolos y valores culturales los cuales son recibidos mediante la influencia de los contextos formativos en las acciones que emprenden las personas en función para proyectarse adecuadamente hacia el futuro en lo personal y profesional en plena correspondencia con sus necesidades y las necesidades sociales. Las personas con discapacidad deben estar conscientes que el estudio es una actividad laboral, que aunque no produzcan artículos para el uso y el consumo, si pueden producir ideas, proyectos, puntos de vista, que requieren de un esfuerzo intelectual y contribuyen a su preparación futura.

En este sentido la adquisición de normas le permite proyectarse de una manera más organizada en su vida, aspecto esencial para las personas con discapacidad visual que necesitan un alto grado de organización y planificación para conducirse con acierto en diferentes situaciones y circunstancias de la cotidianidad. Las normas dentro del proceso de formación laboral son formas de conducta social arraigadas por la influencia del medio escolar, familiar y comunitario, ellas constituyen aquellos hábitos, costumbres y tradiciones sociales que poseen y forman parte de su vida cotidiana, pues cada contexto posee especificidades que le imprimen a la formación de los miembros un carácter peculiar.

Las normas en el proceso de formación laboral cumplen una función reguladora de la conducta, que pueden llevar a una contraposición entre las adquiridas por la influencia del contexto social y las transmitidas por la institución escolar. Las normas en el desarrollo de la personalidad permiten organizar y dirigir las acciones formativas más efectivas desde los contextos formativos en función de la preparación para la vida.

Las costumbres, por su parte, son pautas de comportamiento, socialmente adquiridas, altamente significativas para quienes las comparten o conocen, apoyadas por la tradición y generalmente exhibidas por miembros de un grupo social. En función de lo laboral juegan un papel importante porque indican lo que dentro de la escuela, la familia y la comunidad es aceptado o no como comportamiento.

El conocimiento de ellas para el trabajo de formación laboral que se desarrolla desde las instituciones educativas y mediante las redes de apoyo constituye un valioso referente porque indica la línea entre el ser y el deber ser, permite conocer lo que caracteriza la dinámica del contexto en función de la preparación de sus miembros. Por otro lado, los símbolos son sistemas de representaciones que empleados por los estudiantes tienen un peso considerable en su conducta social. Entre los símbolos que se consideran para direccionar la formación laboral se encuentran la connotación del trabajo, del éxito, de la popularidad, el ser útil y productivo que en el caso de las personas con discapacidad visual varía en correspondencia con la influencia recibida por el contexto social y familiar, aspecto que en ocasiones no se considera en el trabajo formativo.

Estas concepciones adquieren un carácter simbólico e influyen en la significación que le otorga el individuo a la satisfacción personal. La atribución de un significado personal a estos depende de la interpretación que se realice a partir  de  la referencia  cultural  del  que  los  interpreta,  son  dentro  de  la  cultura  uno de los contenidos que más influyen en la preparación para la vida. Debe aclararse que la interpretación de la persona con discapacidad visual va a depender de los referentes interpretativos, de la imagen de sí mismo y de la visión del mundo el cual en ocasiones se conforma por la mediación de otros, donde pueden ocurrir distorsiones.

Los valores culturales tienen un carácter dinámico, ellos son considerados como orientaciones intrapsíquicas que influyen pero no determinan los significados con que los seres humanos establecen relaciones sociales entre sí. Su expresión en el plano individual guía la conducta frente a las tareas laborales e inciden en la actitud que este asume ante su futuro personal y profesional. Son transmitidos desde edades tempranas por la familia y se fortalecen en las instituciones educativas, por lo que deben tomarse en consideración si se aspira a una formación laboral efectiva que se ajuste a la persona con discapacidad visual y que lo sitúe en el centro del proceso formativo laboral.

Los contenidos de la cultura que reciben las personas con discapacidad visual desde el contexto familiar y por parte de otras agencias y agentes socializadores, influyen en las metas, los proyectos de vida y en la actitud que estos asuman ante su vida futura, considerar estos contenidos permite direccionar la formación laboral para formar un sujeto responsable, creativo, sensible y optimista ante su futuro y ante las tareas asignadas por los profesores, familiares y otros miembros de la comunidad; las relaciones personales que establece durante la realización de las mismas, así como la actitud que adopta ante la solución de los problemas de la escuela, el trabajo, la familia y la comunidad.

En el trabajo de formación laboral con las personas con discapacidad visual, se considera el carácter simbólico de la cultura y las especificidades de la discapacidad visual de forma individualizada, esto lleva a entender el proceso de construcción de nuevos símbolos que sirven como referente para que los hechos, procesos y fenómenos de la realidad objetiva se enfoquen desde otra óptica. La significación que le otorgan a la preparación para el futuro en lo personal y profesional puede cambiar para influir en su actitud en el contexto escolar, laboral, familiar o comunitario.

Esto connota la necesidad  de  considerar  las  particularidades de  cada  persona para posibilitar  el sentido  personal que cada acción formativa requiere, no puede lograrse un trabajo formativo que no considere el las diferentes áreas de desarrollo de las personas con discapacidad, ente ellas la psicosocial y médica, la que aporta información sobre la salud mental y biológica, el área física permite conocer la preparación que posee para el desarrollo de las actividades de la vida diaria.

El área de la comunicación, es esencial para entender cómo se produce la apropiación de la cultura y la preparación que estas personas posean para las relaciones sociales y su desempeño laboral, así como las potencialidades para el desarrollo de habilidades manuales en diferentes aspectos de la vida cotidiana, no puede dejar de considerarse la orientación y la movilidad para el cumplimiento de las actividades diarias, en la escuela, en el hogar, en el trabajo y en la comunidad.

Las instituciones escolares no es la única institución formativa, pues necesita de la adecuada relación con la familia y la comunidad, desde ellas se transmiten conocimientos y desarrollan habilidades y hábitos y se establecen los referentes para la actuación de las personas en la sociedad. En el contexto escolar y social, estos interactúan con una variedad de patrones culturales de referencia, así como con normas, costumbres, símbolos y valores culturales que emanan de la interacción social. Resulta conveniente que la escuela conozca las principales necesidades y motivaciones, metas y aspiraciones futuras, para orientar a las personas con discapacidad para la asunción de una actitud consciente ante su futuro laboral y profesional.

La preparación de las personas con discapacidad visual está condicionada, entonces, por las potencialidades formativas del contenido que aprende y por los lazos personales que establece; así como por las influencias educativas múltiples y diversas que intervienen en el proceso formativo para su inserción en la vida social. Estas influencias educativas tienen diversas intenciones, magnitud y significado, pero deben adquirir un carácter profesional, por tanto deben ser intencionales y planificadas, reguladas por un criterio metodológico que contenga un mensaje seleccionado, en el que se exprese el carácter histórico y clasista de la educación. Tal es así que a partir de la utilización de toda la experiencia acumulada en diferentes contextos, se logra una formación que cumpla con las expectativas de los sujetos, la familia y la sociedad.

En el proceso de formación laboral de las personas con discapacidad visual resulta esencial la relación que se produce entre la escuela, la familia y la comunidad, desde ellas se generan acciones para la crianza, cuidado y educación de las nuevas generaciones, pues estimulan y brindan una información indispensable en la preparación para la vida. El  propio  entorno  comunitario  está  inmerso y pertenece a un sistema político, económico y sociocultural más amplio con características específicas que inciden y le dan un carácter peculiar a la formación laboral. En ese complejo marco, cada una de las agencias socializadoras produce sentidos y valores culturales que desempeñan su rol específico en este proceso.

La relación escuela, familia y comunidad desde la perspectiva cultural, permite organizar el trabajo formativo desde donde se generen acciones para contribuir al pleno desarrollo de las personas con discapacidad, la conjugación de las influencias formativas favorece diferentes áreas, entre ellas la psicosocial y médica, el área física, el área de las actividades de la vida diaria, el área de la comunicación, así como las áreas de desarrollo de habilidades manuales en diferentes aspectos de la vida cotidiana. La influencia formativa de estas instituciones es esencial para favorecer la orientación y la movilidad para el cumplimiento de las actividades diarias, en la escuela, en el hogar, en el trabajo y en la comunidad, pero al mismo tiempo transmite conocimientos, hábitos, valores que son esenciales para su futuro.

El empleo de la perspectiva antropológica permite desarrollar cualidades de la personalidad de las personas con discapacidad visual, de tal modo que ellos puedan saber, saber hacer, saber ser y saber convivir; para resolver problemas de su entorno para beneficio social, en correspondencia con sus potencialidades y limitaciones, permite convertir los contextos discapacitantes en escenarios formativo. Es por ello, que se necesita enseñarles a identificar los problemas de su entorno con la colaboración de los agentes y agencias socializadoras, para que luego ellos mismo aprendan a determinar cuáles son las necesidades sociales básicas a resolver para ese entorno y tomar conciencia a partir de la comunicación efectiva y eficiente con los sujetos que le rodean.

Conclusiones

La perspectiva antropológica de la formación laboral tienen como finalidad que las personas que interactúan con las personas que tiene una discapacidad visual aprendan a evitar la sobreprotección y la permisibilidad, lo que se precisa es que se les enseñe a realizar una valoración de ellos, para que reconozcan sus características personales, identifiquen sus carencias, sus potencialidades, en qué aspectos de su personalidad pueden ser exitosos, cuáles son sus intereses y necesidades, así como aquellos aspectos que lo distinguen de los otros.  En tal sentido, se requiere de un proceso formativo-laboral que integre las necesidades formativas de las personas con discapacidad visual con una orientación social donde el aspecto laboral juega un papel esencial

Referencias

Cerezal Mezquita, J. (2011). La formación laboral en la escuela cubana. Experiencias y resultados. [Ponencia]. La Habana. https://fdocuments.ec/document/la-formacin-laboral-en-la-escuela-cubana-insertarse-en-la-complejidad-de-nuestro.html?page=1.  

Domínguez Serrano, I y Domínguez Rodríguez, W. (2016). La formación laboral en la Educación Especial. [Conferencia especializada]. Universidad de Holguín.

Jiménez Naranjo, Y. (2012). Cultura comunitaria y escuela intercultural: más allá de un contenido escolar. http://bdjc.iia.unam.mx/items/show/266#lg=1&slide=0.

Leyva Figueredo, A., Mendoza Tauler, L., Infante Ricardo, A., Alonso Betancourt, L., Martínez, O., Dorrego, M., y Domínguez, E. (2016). La formación de aptitudes, actitudes y cualidades laborales para desarrollar la formación laboral. [Conferencia especializada]. Holguín

López Aballe, M. (2016). Perspectiva antropológica de la formación laboral. [Conferencia especializada]. Universidad de Holguín.

López Avalle, M., Infante Ricardo, A. y Leyva Figueredo, P. A. (2017). Perspectiva antropológica de la formación laboral: una necesidad de la educación. Luz,16 (4), 108-119. https://luz.uho.edu.cu/index.php/luz/article/view/860.

López  Aballe, M., Leyva Figueredo, P.A. y Infante Ricardo, A.I. (2018). La cultura laboral como categoría antropológica y su redimensionamiento en el contexto escolar cubano. Luz,17(4), 78-88. https://luz.uho.edu.cu/index.php/luz/article/view/939.

López Aballe, M. (2018). La formación laboral de los estudiantes de la Educación Preuniversitaria desde fundamentos antropológicos.[Tesis doctoral no publicada]. Universidad de Holguín.

Conflicto de intereses

Los autores declaran que no existen conflictos de intereses

Declaración de contribución de autoría

Norberto Nate Noris: conceptualización, curación de datos, investigación, metodología, validación, visualización, redacción, revisión

 Maikel López Aballe: conceptualización, curación de datos, investigación, metodología, redacción, revisión

Laura del Carmen Sanz Hidalgo: conceptualización, curación de datos, investigación, metodología, redacción, revisión

Luz.23(3), e1375, julio-septiembre, 2024